lunes, 19 de septiembre de 2016

Cómo prevenir un ataque cardíaco


Los ataques cardíacos pueden prevenirse ¿Pero cómo?. La mayoría de los especialistas están de acuerdo en señalar que las grasas y el colesterol tienen mucho que ver en la acumulación de depósitos en el corazón.

Por lo tanto, una alimentación que no sea rica en grasas, es decir que se cuide de no aumentar de peso, sería lo mejor. Su gordura puede significar que está acumulando grasa en sus arterias, lo cual las hace estrechar de  modo peligroso.

Los alimentos que contienen grasa son aquellos que son fritos o que provienen de los animales. A muchas personas les gusta la carne, pero hay que tener cuidado de no comer carne todos los días, en especial si usted sabe que su corazón pudiera estar en peligro. Los vegetales, las frutas desintoxican el cuerpo de depósitos grasos.

El ejercicio es fundamental también. Como dijo un cardiólogo, la falta de ejercicio es la causa primordial de enfermedades coronarias.
Esta afirmación la entendemos si entendemos también que el corazón es un músculo. Cuando el corazón no se ejercita, las arterias se van estrechando cada vez más y hay vasos pequeños que hasta desaparecen. Lo contrario también es cierto, el hacer ejercicio regularmente hace que las arterias aumenten de tamaño a fin de que puedan transportar más sangre hasta el corazón.

 Por último, cuídese del estrés. Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo. No obstante, altos niveles de preocupación y estrés pueden hacer que su corazón se vaya debilitando. Trate de dormir bien, en un colchón cómodo, las 8 horas de sueño requeridas y si sus actividades se lo permiten dormir como máximo 1 hora, no más que eso, a las siestas. De este modo, estará cuidando su corazón y evitando un desenlace mortal.